En agosto de este año, el cierre de la frontera entre Colombia y Venezuela afectó a miles de colombianos que deportados, o por voluntad propia, regresaron al país y se vieron obligados a rehacer sus vidas.

 

En Cúcuta, ciudad que se ha convertido en uno de los principales refugios para estas personas, han sido realizadas acciones de carácter solidario como por ejemplo la acción que lideró ADRA Colombia – la Agencia Adventista para el Desarrollo y Recursos Asistenciales-, los días 20 y 21 de octubre.

La ayuda humanitaria llegó a esta zona del país gracias al apoyo de ADRA Internacional. Luego de visitar varios refugios en Cúcuta y hablar personalmente con algunos de los afectados por la crisis fronteriza, el pastor Gabriel Villarreal, director nacional de ADRA, presentó un proyecto ADRA Internacional, quien aprobó la ayuda por valor de 15 mil dólares.

En coordinación con personal de la Gobernación de Norte de Santander quienes seleccionaron a los beneficiarios, las ayudas se entregaron en tres lugares de la ciudad y consistieron en 346 mercados, 250 cocinetas dobles de gas y 96 kits de aseo familiar alcanzando a más de 1.700 personas.

“El propósito de esta ayuda humanitaria fue favorecer a los deportados y familias que regresaron voluntariamente de Venezuela. Estas personas lo perdieron todo y con los mercados, que se estipula duran dos semanas para una familia de 5 personas, contribuimos supliendo sus necesidades alimentarias en un 50%”, comentó José Orozco, coordinador de proyectos de ADRA Colombia.

Con esta acción solidaria ADRA Colombia no solo busca suplir la necesidad inmediata de estas personas, sino también analiza qué tipo de proyectos de desarrollo se pueden realizar a largo plazo. [Shirley Rueda/Periodismo UCN – Con informaciones de José Orozco]

http://blogucn.com/2015/11/05/adra-entrega-ayudas-a-afectados-por-crisis...